Requisitos para ser funcionario de prisiones

¿Quieres convertirte en funcionario de prisiones en España?

Conocer los requisitos esenciales es el primer paso para abrir las puertas a esta carrera pública. Desde la ciudadanía española hasta los estudios requeridos, este artículo te guiará a través de los elementos clave que debes tener en cuenta para iniciar tu camino hacia la función pública en el sistema penitenciario español.

Ser funcionario de prisiones no solo exige cumplir con los estándares legales, sino también cultivar habilidades específicas para interactuar con reclusos y mantener la seguridad en este ambiente singular.

Repasamos los requisitos comunes:

  • Tener nacionalidad española.
  • Tener los 16 años cumplidos, y no sobrepasar la edad de jubilación.
  • Poseer las capacidades funcionales para el desempeño de tareas. Puedes ver el cuadro de exclusiones médicas, ordenadas por las que afectan a la visión, audición, aparato locomotor, sistema endocrino, etc.
  • No haber sido condenado por delito doloso a penas privativas de libertad superiores a tres años, a no ser que se haya producido la rehabilitación o la cancelación de antecedentes.
  • No haber sido separado de cualquier puesto en las Administraciones Públicas (estatales o autonómicas) mediante expediente disciplinario.
💡 Si quieres profundizar sobre esta oposición aquí tienes información sobre el temario y las pruebas de examen.

Estudios mínimos necesarios

Para cada cuerpo se exigirá una titulación. Lo mínimo es exigido es el Bachiller o título de Técnico, que es lo que deben presentar quienes aspiren al Cuerpo de Ayudantes.

Para el resto de cuerpos se exige titulación universitaria. Sucede con el Cuerpo Especial, para el que se exige un título de Ingeniero Técnico, diplomado universitario, arquitecto técnico o grado.

Para el Cuerpo Superior de Técnicos es necesario presentar la licenciatura o el grado en Derecho, Psicología, Pedagogía o Sociología. Dependerá de los puestos a cubrir.

En cuanto al cuerpo de sanitarios, médicoss y enfermeros, también se necesita la titulación.

¿Puede ser funcionaria de prisiones una mujer?

No se establecen requisitos específicos de género, es decir, las mujeres pueden trabajar en prisiones masculinas y viceversa.

Sucede así desde la unificación de Escalas en Instituciones Penitenciarias, una acción derivada de la Ley de Igualdad.

“La unificación trajo polémica en su día, y lo sigue haciendo a día de hoy.

Asociaciones como la de Funcionarias Anteriores a la Unificación en Prisiones (AFAUP) se quejaban porque ellas se habían preparado oposiciones para trabajar en módulos de mujeres, no de hombres.

Advertían de que se avecinaba una situación delicada porque la mayoría de los reclusos no estaban educados para atender órdenes de mujeres.

La necesaria presencia en las duchas también centraba las protestas.

¿Hay altura mínima para ser funcionario de prisiones?

No, no existe un requisito de altura mínima para poder optar a este puesto.

Cualidades necesarias

Para trabajar en una prisión, al margen del conocimiento y las habilidades que den las titulaciones exigidas en cada cuerpo, hay que contar con cualidades personales que se adapten al entorno, a veces duro.

1.- Un funcionario de prisiones tiene empatía, es comprensivo, sensible y accesible, pero también es firme, justo y muestra autoridad cuando es necesario.

2.- Debe tratar de la forma adecuada a los reclusos, personas con contextos y experiencias muy diferentes. Y debe saber actuar con rapidez y sin perder la calma, conociendo bien el funcionamiento de la prisión para poder aplicar las normas y tomar decisiones acordes.

3.- La forma física también es requerida para determinadas tareas.

4.- También son muy apreciadas las habilidades comunicativas y de escucha activa, la paciencia, la capacidad de trabajar en equipo y el tener una mente abierta e incluso el sentido del humor.

Oposiciones del área de prisiones