Ayudas para jóvenes desempleados. Conoce todas las prestaciones de ayuda para gente joven.

Terminas los estudios y no encuentras empleo, tu contrato se acabó hace tiempo y no surgen nuevas oportunidades para empezar a trabajar. Hay muchas circunstancias que llevan a buscar algún tipo de ayuda para jóvenes desempleados.

España es el país de la OCDE con mayor índice de paro juvenil, casi un 44% de menores de 25 años están desempleados. Es una cifra complicada y que, precisamente, ha hecho que el Estado promueva los mecanismos adecuados para facilitar las contrataciones de este sector de la población. La muestra más clara la tenemos con las prestaciones para jóvenes desempleados que hemos recopilado junto con sus requisitos.

¿Eres un joven que ha perdido el empleo o no encuentra trabajo?

Si es tu caso, seguramente encontrarás aquí algo que te será de utilidad.

Ayudas para jóvenes desempleados: ¿cuál puedes solicitar y cómo?

Ayudas para jóvenes desempleados: ¿cuál puedes solicitar y cómo?

Las ayudas para jóvenes desempleados de 2020 y de 2021 miran principalmente a la posibilidad de facilitar su integración en el mundo laboral o a reducir el riesgo de exclusión social.

Para ello, diferentes organismos estatales han puesto en varias propuestas que abarcan prestaciones para los que han perdido su empleo, ofertas de formación dual o incluso reducciones en la tarifa de autónomos.

Hay muchos mecanismos para tener una calidad de vida aceptable incluso en las circunstancias más adversas, sobre todo para los menores de 30 años.

Estás en el lugar perfecto para saber qué ayudas hay para jóvenes desempleados, sus requisitos, plazos y todo lo necesario para ponerlas en marcha.

➡️Cheque nini

El “Cheque Nini” es una ayuda de 430 euros mensuales que se dan a personas jóvenes que no están ni estudiando, ni trabajando. Se concede a personas de entre 16 y 30 años, siempre y cuando estén inscritos en el programa de garantía juvenil y no tengan empleo ni estén cursando estudios al menos el día natural anterior a la solicitud de esta ayuda.

Con esta prestación, la persona beneficiaria recibe el dinero indicado en un plazo que abarca un mínimo de 12 meses y que puede llegar a un máximo de 18.

Además, está totalmente vinculado al Programa de Garantía Juvenil, ya que es fundamental estar inscrito en este para poder optar a las ayudas que ofrece el Estado a través del cheque.

Es una ayuda que busca dar un poco de oxígeno a la población joven que no tenga opciones actualmente para crecer a nivel profesional.

El tope máximo de edad de 30 años depende, a su vez, de la tasa de desempleo. Siempre y cuando esa esté por encima del 20% de la población activa, se mantendrá.

Actualmente, para poder solicitar el Cheque Nini es necesario acudir a la oficina del SEPE y, como hemos mencionado, suscribirse al Programa de Garantía Juvenil, con el que se promete una oferta de empleo al solicitante en un periodo de 4 meses a partir de su suscripción.

Te puede interesar
Hemos preparado un artículo completo para conocer todo en relación a esta ayuda: 📌 Requisitos para obtener el Cheque Nini.

➡️Subsidio por Insuficiencia de Cotización

El Subsidio por Insuficiencia de Cotización es un subsidio que ronda los 450 euros al mes y que se apoya en dos factores principales: el tiempo de cotización del solicitante y las responsabilidades familiares que este pueda tener, sea cónyuge a su cargo o hijos menores de 26 años convivientes. También se le conoce como Subsidio por Pérdida de Empleo.

Una ayuda que pueden solicitar trabajadores que estén en paro y tengan cotizados un mínimo de 3 meses o de 6 meses.

La clave está en que se esté por debajo de los 360 días cotizados que se exigen para poder pedir la prestación por desempleo tradicional (prestación contributiva). ¿De qué depende la cotización trimestral o semestral? De las cargas familiares:

  • Si tiene cargas familiares: necesarios 3 meses cotizados.
  • Si no tiene cargas familiares: necesarios 6 meses cotizados.

La particularidad de este subsidio es que consume el tiempo cotizado y, por lo tanto, tendrá que empezar de cero en el caso de optar por cobrar el paro. Por eso, en ocasiones se aconseja no solicitarlo y esperar a alcanzar los 360 días de cotización para poder solicitar este último.

En caso de que el solicitante no tenga ninguna responsabilidad familiar, la prestación dura 6 meses si ha cotizado al menos 6 meses. Si acumula 12 meses o más, debe solicitar la prestación contributiva por desempleo tradicional.

Si el solicitante tiene responsabilidades familiares y ha cotizado entre 3 y 5 meses, recibirá la prestación durante el mismo tiempo, entre 3 y 5 meses respectivamente.

En el caso de cotizar entre medio año o un año entero, el subsidio puede prolongarse hasta los 21 meses, solicitando prórrogas semestrales.

Te puede interesar
Puedes leer más acerca de esta prestación en este artículo 📌 subsidio por insuficiencia de cotización.

Los requisitos indicados para el Subsidio por Insuficiencia de Cotización son los siguientes:

  • Estar en situación de desempleo.
  • No haber alcanzado los 360 días de cotización.
  • Cotización de 90 días con responsabilidades familiares, o de 180 días sin responsabilidades familiares.
  • No tener rentas superiores al 75% del SMI. Se comprueba tanto si el solicitante recibe ingresos superiores a esa cantidad o si la media de ingresos de la familia supera dicha cifra.
  • Apuntarse al paro como demandante de empleo en un plazo de 15 días desde la confirmación del estado de desempleo.

Para hacer la solicitud, se puede llevar a cabo a través de la Sede Electrónica del SEPE, acudiendo a las oficinas del SEPE o mediante el formulario de pre-solicitud, que no requiere certificado digital alguno.

En cuanto a la documentación, hay que presentar los Documentos de Identificación pertinentes, el Modelo Oficial de Solicitud de Subsidio, un Certificado de Empresa o un documento que demuestre la situación legal de desempleo y un justificante de rentas, siempre y cuando sea solicitado.

➡️Sistema Nacional de Garantía Juvenil

El Sistema de Garantía Juvenil, o Garantía Juvenil a secas, es una iniciativa aplicada en el marco europeo que tiene como objetivo facilitar el acceso al trabajo a los más jóvenes.

Aquellos que no están trabajando, ni estudiando, tienen así la oportunidad de obtener una oferta de empleo o incluso de formación, con periodo de prácticas incluido.

Afirma, además, que el plazo para recibir dicha oferta es de un máximo de 4 meses tras la solicitud.

Es una ayuda para formarse o trabajar que mira a los jóvenes menores de 30 años y que exige no haber estudiado ni trabajado al menos un día natural antes de realizar la solicitud.

Los requisitos exactos para registrarse en este Sistema y obtener una oferta de formación, educación o empleo son los siguientes:

  • Nacionalidad española o ciudadanía de un Estado que forme parte del Acuerdo Económico Europeo.
  • Empadronamiento en una localidad española.
  • Edad entre 16 y 30 años al solicitar la suscripción.
  • No haber trabajado, ni obtenido formación, ni acción educativa el día natural antes a la fecha de solicitud.
  • Declaración de interés de participación en el programa y compromiso de participación en las actuaciones ligadas al marco de Garantía Juvenil. Si se es demandante de empleo, inscripción en el SEPE.

Junto a esto, se debe rellenar el correspondiente formulario a través de la web de esta entidad pública (el SEPE) o acudir a las oficinas para solicitar la inscripción en este sistema.

El SEPE ofrece varias formas de solicitar esta ayuda a través de su web oficial. Cualquier interesado tiene 3 opciones distintas: usando el DNI-E, Cl@ve o certificado digita; con usuario y contraseña y/o presencial en las oficinas.

En caso de optar por la vía digital, el acceso a la solicitud es distinto si es la primera vez que se hace o si el usuario se ha identificado alguna vez antes en el SEPE.

➡️Formación Profesional Dual

La Formación Profesional Dual es un plan distribuido en dos partes. Por un lado, ofrece a menores de 25 años la posibilidad de realizar una actividad laboral retribuida en un negocio; por otro, lo combina con la preparación en un ciclo de Formación Profesional impartido en el marco del sistema educativo.

Es un sistema que ayuda a los jóvenes a facilitar su inserción laboral y que, al mismo tiempo, les permite obtener la cualificación profesional que necesitan para agilizar su acceso a puestos de empleo.

No obstante, se puede ramificar en dos opciones distintas en base a la actividad formativa que se desarrolle: para la obtención de un Certificado de Profesionalidad o para la obtención del Título de Formación Profesional.

Algo que da ventajas a las empresas participantes porque alivia la carga fiscal de contratar a un trabajador, y que también da ventajas a este último tanto por su preparación práctica como por la teórica.

Además, el solicitante que disfrute de la ayuda de este sistema de formación cuenta con total protección social, la cualificación profesional obtenida al terminar y la retribución económica correspondiente por el desempleo.

En cuanto a los requisitos que se piden, son bastante sencillos:

  • Edad comprendida entre los 16 y los 25 años. No hay límite de edad para personas con algún tipo de discapacidad o que formen parte de colectivos con riesgo de exclusión social.
  • No tener cualificación para contrato de prácticas.

El trámite para solicitar el inicio de actividad formativa en contratos para formación y aprendizaje, lo que se enmarca en el FP Dual, es simple.

Aunque en la correspondiente sección del SEPE se indican el procedimiento y los requisitos, la clave está en conocer los centros en los que se ofrece este tipo de formación, ya que no todos lo hacen.

Cabe señalar que se hacen distinciones también entre los que ofrecen obtener el título de Formación Profesional y los que ofrecen el Certificado de Profesionalidad.

Asimismo, a través del portal del Servicio Público de Empleo Estatal se puede acceder al formulario de solicitud correspondiente, que debe rellenarse y presentarse vía telemática.

En caso de no ser posible, cabe la opción de acudir a una de las oficinas de este organismo para solicitar el proceso.

➡️Reducción Cuota Autónomos

En el año 2013, el Estado aprobó, a través del plan de Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, la reducción de la cuota de autónomos a los 50 euros para el inicio de la actividad por cuenta propia.

Orientado a todos los jóvenes menores de 30 años que fueran a emprender un negocio, esta ayuda se ha acabado extendiendo a todos aquellos que vayan a empezar su andadura por cuenta propia.

La Ley de Emprendedores ha evolucionado desde entonces y, desde el pasado 1 de enero de 2019, los nuevos autónomos abonan 60 euros de cuota si cotizan por la base mínima, independientemente de que sean jóvenes o no. En el caso de cotizar por una base mayor, la bonificación es del 80%.

Una vez transcurrido el año que dura activa la tarifa plana de 60 euros, siguen una reducción del 50% de la cuota desde los 12 a los 18 meses y otra del 30% de los 18 a los 24 meses.

Tras esto, los hombres menores de 30 años y las mujeres menores de 35 años pueden disfrutar de otra reducción en el plazo de 12 meses tras finalizar ese último tramo de recorte.

En este caso, es una reducción sobre la cuota de contingencias comunes. Concretamente, es un 30% de la base mínima de cotización en dicho régimen.

Los tramos, descuentos y coste de la cuota son los siguientes:

  • Primeros 12 meses: 60 euros de cuota mínima u 80% de bonificación si se cotiza por una base superior a la mínima.
  • De los 12 a los 18 meses: reducción del 50% de la cuota. Pago de 141,65 euros mensuales.
  • De los 18 a los 24 meses: reducción del 30% de la cuota. Pago de 198,31 euros mensuales.
  • De los 24 a los 36 meses (solo hombres menores de 30 y mujeres menores de 35): reducción del 30% de la cuota. Pago de 198,31 euros mensuales.

Los requisitos para disfrutar de la reducción en la cuota de autónomos para jóvenes son estos:

  • Darse de alta por primera vez como autónomo.
  • No haber sido autónomo en los dos últimos años, o 3 si se disfrutó de la bonificación anteriormente.
  • No ser autónomo colaborador.

Para darse de alta en el RETA y figurar como trabajador por cuenta propia, disfrutando de estas bonificaciones.

Tan solo hay que acceder a la web de alta del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia, descargar el manual de alta y rellenarlo con los datos correspondientes, indicando que se quiere disfrutar de la bonificación. Siempre y cuando corresponda.

No es como una ayuda de 400 euros para jóvenes desempleados, pero sí que es algo que facilita empezar a operar por cuenta propia y ejecutar cualquier idea de negocio. Además, se ha generalizado incluso para mayores de 30 años.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESA LEER:

📌Tenemos un post completo para mostrarte todas las Ayudas para Desempleados.
📌Analizamos los  errores habituales cuando te preguntas no encuentro trabajo.